Música

La música en la Semana Santa de Cartagena es un elemento fundamental que, unido a la terna orden-luz-flor, configura unos desfiles pasionarios únicos. Las bandas de música acompañan a tercios y tronos interpretando piezas originalmente compuestas como marchas fúnebres.

En el caso de San Pedro, la marcha por excelencia es Mektub ("está escrito"). Esta marcha, compuesta por Mariano San Miguel, tiene un gran significado para los sampedristas, ya que sólo oirla evoca la emoción de desfilar con su Santo por las calles de Cartagena.

Foto Gabriel Garrido.

El patrimonio musical de la Agrupación de San Pedro Apóstol es probablemente el más extenso de toda la Semana Santa, destacando una gran cantidad de marchas compuestas y dedicadas a la Agrupación:

  • SAN PEDRO APÓSTOL (Alberto Escámez, 1957).
  • LAS NEGACIONES DE SAN PEDRO (Gregorio García Segura, 1997).
  • LAS LLAVES DEL REINO (Benito Lauret, 1999).
  • QUO VADIS, DOMINE (Jesús Añó, 2002).
  • LA SAMARITANA (Alfonso Fernández, 2004).
  • EL ARREPENTIMIENTO DE SAN PEDRO (Alfonso Fernández, 2005).
  • PEDRO MARINA CARTAGENA (Alfonso Fernández, 2006).
  • TU ES PETRUS (José Puerto, 2015).

Documento Archivo Agrupación de San Pedro Apóstol.

 

Sin embargo, la riqueza sonora de la Semana Santa va más allá de las marchas. Existen sonidos que sólo se pueden escuchar en Cartagena durante esos días. En relación a San Pedro, hay dos momentos especialmente emotivos. El primero es el Toque de Oración así como los sones de La muerte no es el final que suenan en el Arsenal Militar en el acto de arriado de Bandera previo a la procesión del Martes Santo, que transmiten una fuerte emotividad por su carácter solemne. El segundo, más festivo, es el Pasodoble El Gallo que acompaña a San Pedro en su vuelta tardía y apresurada al Arsenal tras la Magna Procesión California del Miércoles Santo.